Por Claudio Orrego, Intendente de la Región Metropolitana

Un nuevo año culmina y otro nuevo se aproxima. Cumplimos desafíos y otros nuevos se generan. Y a la hora del balance, bien vale recordar lo que hemos hecho y los proyectos que se vendrán para este 2016.

Un tema primordial para este Gobierno Regional es el desarrollo de parques que vengan a poner un poco de justicia a la desigual proporción de áreas verdes en Santiago. Nuestro principal proyecto en ese sentido es el Parque Metropolitano Cerro Chena, donde tenemos juegos infantiles y juegos de agua, y el diseño del pucará. Asimismo, entregamos a la comunidad los parques El Roble de La Pintana y el Comunal de Alhué, a los que se sumarán otros tres durante 2016. Esto aumentará los lugares de esparcimiento y mejorará la seguridad en esas zonas.

Las ciclovías también tendrán un importante aumento. Construiremos 5 kms. de conectores que unirán las comunas de Santiago, PAC, Estación Central y Maipú, y comenzarán las obras de la Ruta de la Infancia, que se extiende por 15 kms. cruzando las comunas de La Granja, San Joaquín, Macul, Ñuñoa y Providencia. También se harán obras en el Parque Metropolitano que permitirán ir completando el ciclo-paseo que circundará el cerro.

En cuanto al proyecto de renovación de la Alameda, en enero comenzará el proceso de participación ciudadana, a cargo de Casa de la Paz, lo que nos permitirá realizar con la ciudadanía la modernización de la principal avenida del país, prevista a contar de 2017.

Respecto a los corredores del Transantiago, en el segundo semestre de  2016 se entregará el primer tramo del de Vicuña Mackenna, culminando sus 8,9 kms. en el primer semestre de 2017. Esto permitirá reducir el tiempo de viaje entre Vicente Valdés y Avenida Matta de 10 a 15 minutos.

También es importante señalar el nuevo impulso que tendrá en este 2016 el Mapocho Pedaleable, y la concreción del primer Parque Nacional para la región en Río Clarillo. Además, están los avances en la agenda del Santiago Inteligente, del Sistema de Alerta Temprana para la deserción escolar, y de los Planes Integrales de Bajos de mena y Tiltil (a los que posiblemente agregaremos la Población Parinacota y El Castillo).

En fin, trabajo no nos falta para hacer de Santiago una ciudad más justa y humana.

Feliz Año Nuevo.

*Columna publicada en Hoy x Hoy el 28 de diciembre de 2015.