Claudio Orrego, Intendente de la Región Metropolitana

En nuestro país, la masiva presencia de perros callejeros ha generado un grave problema de salud, seguridad e higiene pública. Según cálculos del Gobierno Regional, en Santiago existen cerca de un millón 700 mil perros, de los cuales el 95% posee dueño.  Pero de estos animales “con dueño”, casi el 30% deambula libremente por las calles.

Esto significa que existe medio millón de perros que recorren la ciudad obligados a sobrevivir de la caridad de los vecinos, en el mejor de los casos, o procurándose la vida entre restos de basura, en el peor de ellos.

Esta situación ha generado problemas para el bienestar de los humanos, pero sobretodo una precaria situación para los mismos caninos. Un perro abandonado tiene más posibilidades de transmitir enfermedades; esparce la basura desmejorando el espacio público y se une a jaurías que atacan en su afán de sobrevivencia. Pero también sufre la escasez de comida y cobijo, y está expuesto a atropellos y al maltrato humano y de otros animales.

La semana pasada, como Gobierno Regional Metropolitano pudimos hacer realidad un sueño largamente acariciado: se dio inicio al plan de control y prevención de la población canina de Santiago, que busca educar a la población y fortalecer la responsabilidad de los dueños de mascotas.

Iniciamos una campaña en medios de comunicación masivos y en redes sociales, que además incluye dictar más de 500 talleres para niños de educación básica, además de fortalecer la asociatividad con municipios, capacitando a encargados  municipales sobre el correcto cuidado de estas mascotas, e implantando un chip en el animal que permitirá crear un registro regional de perros y vincular al can con un responsable claro.

Pero fundamentalmente queremos evitar la reproducción de perros sin dueño, por lo que encargados comunales, coordinados por veterinarios, se abocarán a la tarea de cumplir la meta de realizar 180 mil esterilizaciones gratuitas en dos años.

Estamos en el inicio de un proceso largo pero necesario, que es generar conciencia en los ciudadanos sobre la importancia de hacerse cargo de las mascotas, son seres vivos y no un objeto a desechar una vez que pierde la novedad. Cuidemos y tratemos bien a nuestros perros, y de esa manera protejamos nuestro entorno y la seguridad de nuestros vecinos.

*Columna publicada en Cooperativa.cl el 09 de septiembre de 2015.